sábado, 7 de septiembre de 2013

Tardes de toros en Pinarejo ( Fotografías antiguas)




Siempre hay momentos en los cuales una persona comienza a ver de manera diferente cosas que hasta ese momento fueron vistas desde otra perspectiva, con otra mirada, puede ocurrir con la amiga de toda la vida, compañera de juegos, con la que te has peleado, que una mirada, un gesto o una sonrisa hace que la veas como una chica una mujer con la que compartir tu vida.  Puede ocurrir que verdades inquebrantables se conviertan en un solo instante en atroces mentiras. Aficiones adquiridas desde la infancia las veas como auténticas salvajadas…

Esas cosas, no siempre llevan un proceso, en ocasiones, como decimos en Pinarejo, pasan de la noche a la mañana, no es mi caso, pero hubo un momento en que deje de ver los toros como un espectáculo, en el cual comencé a plantearme que tal vez no teníamos derecho sobre esos nobles animales para hacerles lo que les hacíamos, que esos seres astados no eran los malos de la película, que éramos nosotros.
No voy a juzgar, recuerdo a mi padre su gran afición por la tauromaquia,  dejar antes las labores agrícolas  para ir a ver una corrida al bar del Vivo o el Torcido, de llevarme a mí con él, de disfrutar viendo torear al Cordobés, a Paco Camino  o Palomo Linares a través de aquellas pantallas en blanco y negro.  De divertirme viendo cómo se capeaba a las vaquillas, como se les hacían mil diabluras a los animales, yo no les hacía nada, pero no porque fuese mejor o peor que el resto sino porque tenía más miedo que ellos, nunca fui valiente ni para las peleas ni para los toros o las vaquillas y de unas y de otras siempre que he podido las he evitado, las primeras porque sabía que incluso en caso de ganar yo iba a recibir mi parte y las segundas porque posiblemente si hubiese sentido su aliento a menos de tres metros de mí habría manchado los pantalones.  Un suceso provocó en mí, que dejase de ser “taurino”(aficionado a los espectáculos taurinos) a ser taurino (Defensor de los toros y por tanto contrario a ese tipo de festejos).
Dejando claro todo esto os dejo unas cuantas fotografías de Isidoro Pérez y una de Jesús Navarro para que disfrutéis los “taurinos”. 

























Enlaces de las Fotografías de Pinarejo (Todos los enlaces)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...