lunes, 13 de enero de 2014

Todas las claves sobre el conflicto de Gamonal en Burgos








El sábado el barrio burgalés de Gamonal vivió una nueva jornada convulsa. El viernes, los vecinos, que se oponen al plan de reforma de la Calle Vitoria, se concentraron en el acceso de la obra para impedir la entrada de maquinaria como forma de protesta. Agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional desalojaron a los vecinos mediante la fuerza para abrir paso a una excavadora. Fue entonces cuando comenzó la escalada de tensión que produjo un efecto llamada que se tradujo en un goteo de gente que llegaba al lugar de la protesta.
La protesta inicial derivó en un duro enfrentamiento directo entre policía y vecinos y que se extendió durante varias horas en la propia calle Vitoria. La policía realizó duras cargas con porras y pelotas de goma para dispersar la concentración. El resultado se saldó con 17 detenidos (1 menor), y varios heridos por ambas partes. Los cristales de dos escaparates de oficinas bancarias fueron rotos además de mobiliario y señalización de la propia obra. Igualmente varios contenedores fueron incendiados.
Por segunda noche consecutiva más de un millar de personas se han manifestado en Gamonal pidiendo la libertad de los 17 detenidos, la paralización de la obra y el final de la especulación. Los manifestantes han gritado consignas como “La calle es de Burgos, no Burgos de Lacalle” en referencia al alcalde de la ciudad. Como ocurriera 24 horas antes, los enfrentamientos se han sucedido con rotura de lunas de entidades bancarias, cargas policiales y detenciones, y de nuevo detenciones, en esta ocasión han sido 12 personas detenidas y al menos 23 heridos de diversa consideración.
OPOSICIÓN VECINAL
La ejecución del plan supone la construcción un carril por sentido, eliminando 2 de los 4 actuales, y un vial central destinado a bicicletas y peatones. Igualmente plantea la eliminación de 350 plazas de aparcamiento en superficie y la creación de un párking subterráneo de 250 plazas, que se venderán por cantidades cercanas a 20.000€ cada una. El monto total de la obra ronda los 8.5 millones de euros para un plazo de ejecución de 14 meses.
Los vecinos se han opuesto frotalmente desde un inicio al proyecto. Cuestiones como la no separación del tráfico de transporte público, dudas sobre la reducción de capacidad de una de las arterias fundamentales de la ciudad o eliminación de plazas de aparcamiento público, han generado un intenso debate y resistencia sobre la idoneidad la obra Tampoco ven justificación a un gasto de este calibre en la situación actual con recortes severos en otras áreas de actuación dependientes de la administración local.
No obstante la principal queja es precisamente la cerrazón del alcalde, Javier Lacalle (Partido Popular), que no ha querido escuchar a la calle, con otros planes diferentes para su barrio.
EL CONSTRUCTOR, MÉNDEZ POZO
Otro foco de reticencias es la adjudicación del proyecto a M.B.G. Ingeniería y Arquitectura SL, sita en el Edificio Promecal y propiedad de Méndez Pozo, viejo conocido del panorama de la corrupción por su condena por falsificación documental en el “Caso de la Construcción” de Burgos, por la que pasó 2 años en la cárcel.
El propio Javier Lacalle, que entonces era concejal de urbanismo, ya se vió implicado en 2006 en otra gran polémica al haber realizado un viaje a la Costa Azul francesa con todos los gastos pagados por varios construtores encabezados por el hijo de Méndez Pozo. Dos meses después estos constructores obtuvieron la adjudicación para la construcción del túnel de la calle Islas Baleares. El propio alcalde Juan Carlos Aparicio y compañero de partido repobró esta actitud, que fue recriminada por la oposición.
MANIPULACIÓN INFORMATIVA
Es notorio que buena parte de medios de comunicación se centran en los enfrentamientos de las dos últimas noches, obviando la problemática que ha provocado el estallido de rabia e indignación del barrio. No en vano el propio Méndez Pozo es el propietario de la mayor parte de las cabeceras de prensa de Castilla y León, así como de RTVCyL, en el caso de la televisión autonómica junto a Ulibarri, imputado de la Gürtel. Difícil compromiso para con la objetividad y la honestidad, y aún más difícil resulta la credibilidad por parte de los burgaleses.
Estamos ya bregados en la materia y a estas alturas de la película no sorprende en absoluto el tratamiento que están realizando los medios de comunican locales sobre lo acontecido. Máxime si tenemos en cuenta que uno de ellos, Diario de Burgos, es propiedad particular de uno de los magnates de la construcción que tiene sabidos intereses en la materialización de esta obra. Se vuelve a hablar de jóvenes radicales, de tácticas borroka, y veremos que otras nuevas creaciones nos deparan, Su pregonada objetividad queda entredicho desde el mismo momento en el que por intereses empresariales, sus rotativas son parte afectada en este conflicto.
NO ES LA PRIMERA VEZ QUE GAMONAL SE LEVANTA
No es la primera vez que el barrio burgalés de Gamonal se levanta contra sus instituciones, el pasado 18 de agosto de 2005 sus vecinos salieron también a defender sus calles. Más de 8 años después se repite la historia con las obras del bulevar de la calle Vitoria. Sin embargo el gobierno local sigue sin escuchar a los vecinos.
Y es que a lo largo de sus casi cuatro décadas de historia, Gamonal se ha convertido en una de las zonas de mayor conflictividad de Burgos donde de forma repetitiva los problemas urbanísticos han derivado en graves enfrentamientos como los que ayer tuvimos ocasión de contemplar. Las mismas empresas constructoras que hoy pretenden hacer negocio con el bulevar son las que levantaron a toda prisa un barrio sin ningún tipo de ordenación urbanística y cuya configuración caótica es la que contribuye a que se haya convertido en un autentico polvorín.
Pero quizás poco o nada queda ya de aquel barrio que durante la etapa final de la dictadura sirvió como almacén de mano de obra barata de miles de personas que, provenientes de los pueblos de la provincia, se desplazaron a Burgos para trabajar en el recién creado Polo de Desarrollo. El resultado es una aberración urbanística que sería digna de análisis y estudio por parte de los entendidos en la materia. Pero el Gamonal del siglo XXI no es sólo eso. Es un barrio que, como bien dicen algunos,  se ha hecho a sí mismo y que durante décadas ha sufrido el ostracismo, cuando no las agresiones, por parte de las élites políticas y económicas de la ciudad.   Un barrio que lleva en su más profundo ADN el rechazo contra aquellos que siempre han querido sacar tajada económica de sus habitantes.
EL DETONANTE DE LOS DISTURBIOS
Pero, ¿cuál fue el detonante de los disturbios que se vivieron la madrugada del viernes y sábado en Gamonal? Que un policía secreta infiltrado entre los vecinos tuviera que poner pies en polvorosa y correr como una liebre no anunciaba nada bueno. Cuándo posteriormente un coche policial decidió pasar a toda velocidad rompiendo la concentración, en las redes sociales se especuló con que se había producido el atropello de una persona, la situación comenzó a derivar en lo que todos ya conocemos y es noticia en todos los media.  Puede sonar a conspiranoia, pero la actitud caciquil y las provocaciones policiales casi parecen dar a entender que lo que buscaban no era otra cosa que el inicio de los disturbios. A saber.
EL DEBATE SOBRE LA VIOLENCIA
No son pocos los que actualmente se están rasgando las vestiduras y poniendo el grito en el cielo denunciando los episodios de violencia vividos en Gamonal. Sin embargo, poco o nada parecen decir sobre la violencia estructural que nos rodea y que a través del monopolio de la misma quiere imponerse en un barrio sacudido desde la noche de los tiempo por lo tejemanejes de jerifaltes y politicastros varios. No sé si están son las formas más adecuadas, pero lo si hay algo claro, es que no es condenable la actitud de los vecinos cuando son sistemáticamente ninguneados, y el único dialogo posible con las instituciones es el de las porras y las pelotas de goma.
En este sentido, la disolución in extremis de la plataforma y la condena de los hechos parece dar la razón a quienes apuntaban que lo suyo era más bien una estrategia política en pos de la obtención de votos. Por supuesto, el miedo es libre, y cada uno puede entender el conflicto según sus propios criterios, pero el tiempo terminará por poner a cada uno en su lugar. Jugar a obtener réditos electorales en Gamonal nunca fue tarea ni fácil ni sencilla.
NO TE RINDAS GAMONAL
Aunque parezca un slogan mil veces repetido, la lucha acaba de comenzar. El proceso asambleario que se esté gestando en el barrio puede poner contra las cuerdas a un ayuntamiento maniatado por los intereses de las empresas constructoras.
No hay cosa que más tema cualquier poder establecido que a un pueblo que se levanta y decide por sí mismo. La batalla ha comenzado de nuevo, y como en ocasiones anteriores, su escenario vuelve a ser Gamonal.
 Familias con niños en actitud pacífica frente a la policía nacional y local. Foto: burgosdijital
La solidaridad con los detenidos se manifiesta ante las puertas de Comisaria y ante la sede de Diario de Burgos
La manifestación que en solidaridad con los detenidos de la noche del sábado en las protestas contra el bulevar ha expresado su rechazo ante la actuación policial en las mismas puertas de comisaria como en la jornada de ayer. Sin embargo,  las miles de personas congregadas han continuado la marcha por la avenida de Castilla y León hasta las dependencias de Diario de Burgos, rotativo propiedad de Antonio Miguel Méndez Pozo, cuya  empresa constructora tiene amplios intereses económicos en la realización del bulevar de la calle Vitoria

Frente al edificio del Grupo Promecal miles de manifestantes al grito de Mendez Pozo al calabozo han expresado su malestar frente a la intoxicación mediática llevada a cabo  por Diario de Burgos, recordando la participación de su dueño décadas atrás en la corrupción urbanística derivada del llamado Caso de la Construcción.
Gamonal ha respondido con una nueva jornada de movilización contra las obras del bulevar de la calle Vitoria y en solidaridad con los detenidos. Desde las 19.00 horas de esta tarde de domingo cientos de personas se han congregado en la Zona Cero de la calle Vitoria y tras una nueva asamblea vecinal, la marcha ha dirigido sus pasos hacia la comisaría de policía para mostrar el apoyo a las personas detenidas.

g-mani5

La imponente manifestación, que para aquel momento ya sumaba miles de personas, ha estado protestando en la puerta misma de las dependencias policiales mostrando su apoyo  con los detenidos y dejando claro que Gamonal no los  piensa abandonar Frente a la atenta mirada de los agentes uniformados no se han registrado incidentes a pesar de la fuerte tensión acumulada.


Pero la manifestación, lejos de regresar a Gamonal como en la jornada anterior, ha continuado su marcha con gritos contra el bulevar por la avenida de Castilla y Léon hasta dirigir sus pasos frente al Edificio PROMECAL, grupo comunicativo al que pertenece Diario de Burgos.
Miles de personas han expresado su rechazo frente a la manipulación informativa llevada a cabo por este medio que, no solo forma parte del patrimonio personal del empresario de la construcción Antonio Miguel Méndez Pozo, cuyos intereses especulativos están detrás del bulevar, sino que desde la noche de los tiempos es el vocero de las elites políticas y económicas de la ciudad.
Frente a la sede de PROMECAL, cientos de personas han rotos páginas del Diario de Burgos en un acto que, más allá del poético y visual simbolismo, es un reflejo del hartazgo de gran parte de la población frente al monopolio informativo de un medio propiedad de un oscuro personaje que dirige en la sombra las decisiones que afectan a toda la ciudad.
Al grito de Méndez Pozo al calabozo,  Diario de Burgos manipulación o incluso el más festivo Méndez Pozo el que no votealgunos vecinos han explicado a las compañeras que estaban realizando la cobertura streaming de la manifestación la implicación del propietario del Grupo PROMECAL en el denominado Caso de la Construcción, proceso de corrupción urbanística por el que fuera condenado hace ya más de dos décadas junto con el por entonces alcalde de Burgos José María Peña, conocido popularmente como El Cabezón o Algarrobo, quien según parece pudo haberse también beneficiado de sobre sueldos en el llamado Caso Bárcenas.

h-mani12

h-mani9

i-mani9

Las derivas políticas hicieron que, tras su paso por la cárcel, Antonio Miguel Méndez Pozo fuera indultado por elEjecutivo de José María Aznar, quien aunque fuera solo por escrito también tuvo que declarar en aquel proceso.  De todo esto han pasado ya más de veinte años, pero como ya dijeron otros, el pasado se refleja en el presente…y si no lo evitamos el futuro no será diferente.

l-noche2

m-nocje1 el abueletedelashuelgas

De regreso a Gamonal, los gritos de no tenemos miedo el pueblo unido jamás será vencido, han vuelto a retumbar entre los edificios de la calle Vitoria.  Prosiguen las protestas en un barrio que no se doblega y mañna será otra jornada de lucha. Continúa la Batalla de Gamonal

---------------
Fuente: UltimoCero.com y Modesto Agustí para diariodevurgos.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...