martes, 4 de febrero de 2014

La tormenta que se avecina - Poesía






Tiene que llover, hasta que entre el cielo y la tierra no quepa un papelillo de fumar(Fermín Arenas)

Es temprano, y llego tarde,
todavía no he sido domesticado,
pero mis riñones sienten el frío látigo
que derraman mi sangre sobre el asfalto.
Sangre que no es mía, es de todos.

Se quiebran las ramas,
se rompen los cielos,
se secan los mares,
se agrietan las tierras de labor,
de vergüenza.

No espero que me entierren
sin haber hecho nada,
Sin arar, sin labrar en la senda de la libertad.
El trigo no surge en la tierra árida,
si no se trabaja, si no se suda.

De mis ojos surgen lágrimas verdaderas,
que riegan está tierra seca,
estos amargos guijarros
que pisan sin compasión
hienas carroñeras antes de la tormenta.

Es temprano, pero llego tarde,
Soplan vientos de rabia.
Fuertes tormentas se avecinan,
que regaran estos campos,
germinaran las semillas de la rabia.

28 de mayo de 1986
 ©Paco Arenas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...