martes, 4 de febrero de 2014

Nostalgia perdida en el estanque de la memoria -Poesía

Aquellos días que se esconden en un estanque olvidado donde la memoria no ha tenido acceso, no recuerdo nada de las fiestas de febrero.
Cualquier cosa puede despertar nostalgia, el recuerdo de un amor, de unos ojos, de algo que comiste un día, esos chorizos que preparaba mi hermana, el queso, esos mantecados y aguardentados que preparaba mi madre.  Esas setas sobre las ascuas que cogía mi padre y me comía yo, vuelven a mí. Como una felicidad triste por esas evocaciones de momentos que sabes que no vas a volver a vivir, por algo que pasado el tiempo idealizaste  haciéndolo perfecto, aunque en su momento ni lo pensante que pudieras recordarlo con nostalgia.





La mirada se niega a olvidar,
tras los cristales de la memoria,
lo inexistente cobra vida.
El cerebro se burla de mí,
vuelven momentos perdidos en el olvido.


Bellos recuerdos de la nostalgia,
memoria caprichosa que olvida
aquello que no le acomoda,
se pierden en el abismo
Hacía el que inevitablemente caminas.


Lóbregos recuerdos perdidos en un profundo estanque,
que sin embargo se empeñan en regresar
cada mañana, cada tarde, como un suspiro,
con una palabra, con un sabor, con un grito
cual bofetada inesperada.


Nostalgia, falsa alegría,
evocaciones de momentos que sabes que no vas a volver a vivir,
 algo que idealizaste  haciéndolo perfecto.
Miedo a recordad, miedo a olvidar…
Nostalgia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...