martes, 25 de noviembre de 2014

Las espinas de la rosa - Poesía




Saqué de una caja de zapatos recuerdos,
salpicados de presentimientos oscuros.
No es ahora, cuando la alegría me hace feliz,
no escondo el miedo dentro del armario.
Solo la sospecha de la traición,
entre un libro, escondo la rosa,
mientras mi mano sangra herida.
¡Ay! Espinas de la rosa.
Por muy hermosa que sea siempre hieren.
Mis ojos leen incrédulos la mentira
maravillándose de la advertencia cumplida.
Noto la sangre en la palma de mis manos,
¿O es el corazón?
Tal vez el orgullo herido,
 o el no saber perder…  


Hablaré de traición
o de mi mala cabeza.
El libro escondido en un cajón,
espera su oportunidad
para salir del armario,
alcanzará los sueños del paraíso
o tal vez las llamas del infierno.
Aurora cierra los ojos,
que Mario te espera con los brazos abiertos
y el sexo anhelante.

Un libro, un sueño,
una espada de Damocles.
Rebelde sin causa,
O tal vez… ¡ay las espinas de la rosa!
Con todas las causas perdidas.
¡Escapa del cajón!
Vuela con tus alas ensangrentadas,
no te importe quemarte con el sol,
Que de las cenizas siempre estás a tiempo.
¡Vuela!

Poema incluido en el libro :

Las abarcas del campesino analfabeto que soñó ser poeta


                                  

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...