jueves, 25 de diciembre de 2014

El discurso -Poesía



¿Has escuchado?
¿Quién te ha dado permiso para entrar?
Qué cinismo el tuyo.
Sal, ¡márchate!
No te pido tanto.
Sal por la ventana,
que mi puerta para ti está cerrada.




¿Momentos complejos?
No, no nos confundas.
La miseria no es compleja,
es solo miseria.
Los lacayos no son servidores,
son solo lacayos,
y los ladrones, ladrones.



Águilas asesinas,
 antes 
desgarraban las gargantas del moribundo.
Ahora…
Transformadas en gaviotas carroñeras
arrancan el pan de la boca del hambriento.
No, no me hables de momentos complejos,
háblame de criminales y víctimas.


¿Cambiar de almanaque, para qué?
Si la ternura muere de ansiedad,
asesinada por manos sin piedad.
No quiero escucharte,
tienes dos minutos para marcharte,
mis oídos no quieren más mentiras.

Poema incluido en el libro :

Las abarcas del campesino analfabeto que soñó ser poeta


                                  

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...