martes, 2 de diciembre de 2014

Hachas ensangrentadas - Poesía




Las buenas noticias llegaron de boca del tirano,
defendiendo logros de su régimen:
Baja la prima de riesgo, sube la bolsa,
viajan los genocidas a Suiza, con las valijas llenas
de oro manchado de sangre.
¡Oh, Estado de derecho!
¿Estado de derecho?


Entre el hacha mellada y la piedra asesina
caen sobre criaturas indefensas,
 mientras el tirano brinda con Vega Sicilia,
y los burócratas juegan a la ruleta rusa,
para ver a quien le roban la casa.
Entre hachazo y pedrada,
En la calle comienza a llover.
Aguas del otoño, aguas de libertad
que en la primavera florecerá.


Estupidez malsana de quien roba hasta el alma,
sembrando de muerte las calles,
represión, muerte y sirenas policiales.
No hay belleza en los versos
que se escriben con sangre,
solo rabia y sed… ¿de sangre?
No, de libertad.
Si falla la palabra…


¿Puede la palabra frenar al hacha criminal?
¿Acaso algún verso acabo con un tirano?
Ni siquiera con el más pequeño.
Solo la piedra puede mellar el hacha,
La piedra en manos del pueblo.
Lluvia de otoño,
agua de libertad…
En primavera la primera flor saldrá
de las páginas de un libro.

Poema incluido en el libro :

Las abarcas del campesino analfabeto que soñó ser poeta


                                  

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...