viernes, 9 de enero de 2015

Desolación - Poesía


Desde Navidad han muerto doce personas en incendios caseros provocados en casas donde debían elegir entre calentarse o comer, CASI UN MUERTO POR DÍA.


A las personas asesinadas por las empresas energéticas, con la complicidad de quien debería protegerles.



Mama tengo frío.
Abrígate con la manta, arrímate al brasero.
Acércate,
Siéntate apretadito a mí,
Que tus ojos bellos no se coman tu rostro.

Mama, tengo hambre.
Acuéstate y ya veremos mañana…
Si Dios quiere algo habrá para comer.
Te meteré el sol bajo la cama.

Humo espeso,
¿Fuego purificador?
Las risas de la primavera
las apaga el crepitar de las llamas.


Poema incluido en el libro :

Las abarcas del campesino analfabeto que soñó ser poeta


                                  

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...