jueves, 30 de julio de 2015

Los manuscritos de Teresa Panza ¿una novela feminista?


Son muchos quienes me preguntan si “Los Manuscritos de Teresa Panza” es una novela feminista, en las entrevistas se incide en ello, supongo que por el hecho de estar narrado en primera persona por un personaje tan potente como es Teresa Panza. Pero la novela no pretende buscar ser etiquetada como feminista, por supuesto que menos de machista, busca ese estadio superior el de persona.  

Tal vez pueda considerarse en cierto modo feminista porque es Teresa quien narra y siente, es desde el punto de vista y desde la lógica de una mujer intemporal, pero también debiera ser de los hombres.  Teresa es crítica con la sociedad machista, pero también con los poderosos; a través de los libros conoce no solo el mundo que como campesina analfabeta le hubiese tocado vivir, se funde con los libros y viaja al conocimiento y el saber y eso le lleva a cuestionar todo, siendo todo lo que cuestiona, como así se lo ha enseñado Miguel de Cervantes.

Teresa Panza no es una campesina más que se conforma con su destino, ella quiere vivir otros mundos vedados en el siglo XVII para la mayoría de los hombres, pero inaccesibles para las mujeres, el mundo de la cultura, de los libros. Cervantes le enseña a pensar no como mujer sino como persona, que es un grado superior a hombre o mujer.

Algunos pequeños extractos de la novela "Los manuscritos de Teresa Panza":


No soy yo mujer desocupada, por mucho que el entendimiento nos haga creer que quien goza de las vidas ajenas que hay en libros de caballerías suelen ser ociosas y sin ocupación, vividores que como reyes viven de sudores ajenos viéndolas venir sin oficio ni beneficio…”

“…por ser del parecer el señor bachiller de que una mujer mejor que leer debe dedicarse a sus pucheros y quehaceres que por naturaleza nos corresponden, que Dios así lo ha dispuesto, siendo pecado desobedecer sus sagrados designios”.

“…así es la suerte de la mujer, ya fueren plebeyas o nobles cortesanas, y licito les es a los hombres, que si van a la guerra desahoguen sus instintos en huertos ajenos mientras nosotras, a falta de varón, no podamos mojar nuestras ganas sin que sea pecado o seamos acusadas de mil ofensas a la decencia”

©Los manuscritos de Teresa Panza/ Ediciones Hades /Paco Arenas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...