viernes, 10 de julio de 2015

Pinarejo, el lugar de la Mancha donde nació Sancho Panza


 
Pinarejo, el lugar de la Mancha donde nació Sancho Panza
Así como de don Quijote hay muchas dudas sobre “el lugar de la Mancha” al cual se refiere Cervantes, todas las dudas se han despejado sobre el lugar de nacimiento y muerte de su fiel escudero.  Los manuscritos encontrado en la cueva de Hermosomío, redactados por su hija Teresa Panza no dejan lugar a dudas.


La primera referencia que encontramos sobre esta certeza es a través de Teresa Panza pone en la boca de su madre Teresa Cascajo el siguiente comentario:

“—Este granuja se ha marchado a la aldea en que vio la primera luz, el muy mentecato. ¡Maldito él, malditos sus ancestros si es verdad lo que me temo! Seguro que se halla en la aldea del Pinarejo, que sabrá Dios dónde está, porque yo no.”

Casi a continuación Teresa panza nos explica:

“De la mentaba aldea del Pinarejo, su abuelo le trajo a esta villa donde llegamos al mundo mis hermanos y yo, ese mismo lugar de la Mancha que Cide Hamete Benengeli no quiere recordar”


Son muchas más las muestras que en los mencionados manuscritos de Teresa Panza lo atestiguan.   Aparecen parajes de nuestro pueblo, casas, cuevas, miradores, pozos o parajes, todo va en torno a hacer de Pinarejo parte de la historia cervantina, demostrando que nuestro pueblo es parte de la ruta cervantina, en la cual debería estar con todos los honores, recordemos lo que dice el profesor D. Miguel Romero Sáiz en su libro "El Quijote otros caminos de libertad", donde Pinarejo aparece ya como aldea importante en "El Quijote", a pesar de ser aldea del Castillo de Garcimuñoz:

En su artículo viene a decirnos los siguiente: 

" Cuando sale de la Mancha coloquemos por lo que nos atañe, Mota del Cuervo como inicio en este capítulo de viaje hasta Barcelona. Después podría ser por el Provencio y Santiago de la Torre o desde Mota por los Hinojosos, tal vez desde Belmonte a Pinarejo, cualquiera de ellos nos serviría, no hay duda. Si elegimos una ruta más señorial, podemos pasar por San Clemente, con su plaza renacentista y barroca, luego el Cañavate, hacia Honrubia, después vuelta a Pinarejo, Villar de la Encina y siguiendo el río Júcar llegar hasta Valverde".

Hay constancia de que Pinarejo era un lugar de paso de diligencias, lo cual aparece en mi novela con claridad y como justificación para la trama, llegando a convertirse en municipio reinando Carlos III, el 23 de julio de 1765, segregándose con respecto al Castillo de Garcimuñoz, hay que decir que el proceso se comenzó con Fernando VI.

La misma Teresa Panza escribe en su primer manuscrito, confirmando este término:
“de la calle llegaba el ruido de los carruajes de postas, dando gritos correos y viajeros como si fuesen arrieros después de una noche de borrachera; no obstante eran gente fina y bien vestida exigiendo al posadero diligencia en el servicio de las viandas para antes y con antes reemprender la marcha.  Cuando el deseo de yantar y la resaca de la noche se juntan, hasta los reyes pierden las composturas”.

Los manuscritos de Teresa Panza resuelven muchas incógnitas, por ejemplo dónde realmente se encuentra la famosa cueva de Los Montesinos:

[1]Fue en la aldea de El Pinarejo, donde tuvo lugar una de las aventuras de don Quijote, todavía no conocidas, al no estar el libro impreso, aunque bien conozco yo la historia y las composturas, entonces no las conocía todavía.  La aventura en cuestión es la de la Cueva de los Montesinos, llamada en la aldea de Pinarejo de la Montesina.”


A lo largo de los manuscritos Teresa Panza nos ayuda a comprender algunos misterios y desde luego dejando claro en todo momento que don Quijote y Sancho no fueron meras fantasías de Miguel de Cervantes, sino personas de carne y hueso y nos da pistas o tal vez no, sobre el lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiso acordarse Cervantes.

P.D. Todo cuanto pone en el artículo es tan real como don Quijote y Sancho, por tanto que nadie busque averiguaciones, que a buen seguro que si indagan un poco descubrirán que la madre de Sancho era de Los Teatinos y el padre puede que de La Mota.





[1] Cuando Teresa Panza escribe esto, no tenía constancia todavía de la publicación de la segunda parte del Quijote, publicado el mismo año en que ella comienza a escribir los manuscritos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...