domingo, 1 de noviembre de 2015

El día que yo me muera



El día que yo me muera
no me llevéis flores,
ni a hombros al camposanto.
No derraméis lágrimas,
brindar con vino
por los recuerdos comunes.
Si algo de mi silente cuerpo sirve,
usarlo, darle vida.
No dejéis que Satanás disfrute
 quemándome en la hoguera.
Quemar mi cuerpo
vosotros, amigos míos.
Esparcir mis cenizas
sobre los viñedos de la Mancha
y los campos de Castilla,
al ritmo de Riego
y con la bandera de la libertad ondeando al viento.
El día que yo me muera,
No pienso estar para verlo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...