viernes, 8 de abril de 2016

Primavera (Poesía)




Llegará el día de dulce miel en los labios.
Entonces, solo entonces,

rebosarán de la alegría esos mismos labios
 que saborearon la amargura de la derrota. 

Resplandecerá la esperanza en aquellos ojos

que lloraron lágrimas de sangre,
y saben que la larga espera.
Los viejos corazones
 recobraran la esperanza perdida,

de quienes la perdieron antaño.

Corazones que saben
 que el tiempo muta la alegría
en interminable angustia,
cuando se vive sólo de recuerdos.
Fueron tantos quienes murieron
 esperando la llegada de la primavera...

Y, sin embargo,

 ya nadie se acuerda de ellos.



No, no los olvidéis,
 a esos que lucharon y perdieron. 

No olvidéis a aquellos que esperan,

 con sus cuencas vacías,
ser enterrados con dignidad. 

Recordad a aquellos hombres y mujeres de acero,

 como el Puente de San Pablo,
que todavía esperan
desde pérdidas fosas comunes,
 a que sus sumisos nietos,
vayan a desenterrarlos.
Recordad, que todavía están allí,
 esperando.


Recordad que el ladrón,
siempre es ladrón.
Y el tirano,
 aunque lo suban a los altares,
siempre será tirano.
El ladrón morirá ladrón,
el tirano y el ladrón
 con sus herencias ensangrentadas
las disfrutan sus herederos,
las sufren sus víctimas.

“Ahora no toca,
que no está de moda.”
No seáis tan imbéciles de creerles. 
Son traidores de pesebre,

que piensan en la cebada
que reciben en pago a sus engaños.
Sabed que la dignidad no tiene precio,
sólo la cobardía… y de eso,
aunque legítima…
 no estamos hablando.
 Por tanto:
¡Viva la República!

©Paco Arenas.


Foto "guacho enarbolando la bandera de la libertad frente a las Casas Colgadas de Cuenca. Paco Arenas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...