sábado, 14 de mayo de 2016

Jardín abandonado a la acción de la tijera - Poesía


Desde mi jardín descuidado,
Irracional, anárquico y florido,
puedo ver la luna a través de las hojas del olivo,
que nunca dio aceitunas.
Tal vez, digo yo,
porque le aterroriza el siniestro ciprés
que extiende su sombra vertical
sobre él, cual guadaña amenazante.
Sin embargo, el ciprés
todos los años se prepara para ir de boda,
y le entra pánico el olor a cementerios,
y termina enredándose con el jazmín,
que engaña a unos y otros buscando el fornicio,
a pesar de su aparente pureza
y embriagador perfume,
es un díscolo abusador,
Abraza y susurra, con sus pecadoras lengua,
Cada una de sus hojas se transforma en beso.
Si le dejas.
Con su pura apariencia
gana la confianza de arbustos y árboles,
cual anaconda de las selvas amazónicas,
envuelve y abraza a  todos,
 besando troncos , raíces, y ramas,
muslos, sexos y hasta absorbiendo la savia de los pezones.
El jazmín, malvado amante,
va tragando todo lo que tiene cerca,
hasta con el limonero lo intentó.
Con quien no se atreve,
en el fondo es un cobarde,
que abusa de su belleza y embriaga con su aroma,
es con la buganvilla que se viste de fiesta para ir a bailar
y repartir "pinchitos" al personal.
Si se descuida es ella,la buganvilla,
 quien tumbe al ciprés…



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...