lunes, 10 de octubre de 2016

La Ceramo de Benicalap, por donde pasaron emperatrices de película



Hubo un tiempo en que esta fábrica, La Ceramo, era una joya a la cual todas las personas importantes que llegaban a Valencia querían visitar, por ella pasaron artistas, escritores, esposas de sangrientos dictadores y hasta la misma emperatriz de Austria, Sissi.
De ella salieron ánforas, jarrones y otros vasos alfareros con la técnica llamada de reflejos metálicos, tuvo medallas y galardones de honor en todas cuantas exposiciones se presentó y sus piezas se encuentran en los principales museos del mundo. Todos los edificios emblemáticos de Valencia fueron embellecidos con sus vidriados y reflejos metálicos, como la Estación del Norte, El Mercado Central o el de Colón. A pesar de todo fue a la ruina y quienes deberían haber velado por ella dejaron que se fuese derrumbando poco a poco, ante la desidia y la indiferencia de las autoridades de turno, a pesar de las reivindicaciones ciudadanas.
Ahora por fin, después de tanta desidia, parece que se intenta recuperar para el barrio de Benicalap, su edificio más emblemático; esperemos que no sea demasiado tarde.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...