viernes, 3 de febrero de 2017

Caricias rotas en el TOP 100 de Amazon, en España, México y Estados Unidos




Caricias rotas, desde el principio apuntaba maneras, en mes de octubre, me llamaron para participar en dos actos institucionales contra la violencia de género en San Clemente y Sisante, lo cual me alegró mucho y fue la excusa perfecta para regresar a mi tierra.  En el mes de noviembre Google decidió abrir un canal de opinión sobre la novela, algo que puede ser habitual entre grandes novelas de autores conocidos, pero no de un escritor desconocido, algo le verían a la novela. En diciembre Amazon, se puso en contacto conmigo para consultarme si era posible llevar a cabo la promoción de la novela durante el mes de febrero en Estados Unidos, Puerto Rico (ellos no lo pusieron, pero yo sé que una buena parte de los que figuran como vendidos en EE.UU. han sido en Puerto Rico), México y España. Naturalmente dije que sí, como es lógico, una novela puede ser buena o mala, pero si no la lee la gente, no se puede saber. Es cierto que durante noviembre y diciembre se vendieron bastantes ejemplares, dentro de las limitaciones de un autor desconocido. También es cierto, que las opiniones tanto de los compradores de Amazon.es, como de Amazon.com, y sobre todo en Google books, han sido todas con la máxima valoración, excelentes críticas que agradezco intensamente.



A pesar de todo, nunca, nunca llegue a creer que en el segundo día de la promoción pudiese llegar a entrar en el TOP 100 de Amazon.es, llegando en la lista general a número 57, y en literatura y ficción en el décimo lugar delante del Laberinto de los espíritus, de Carlos Ruiz Zafón, (ya me gustaría a mí llegar a donde ha llegado él) y en el puesto número 13 en libros impresos.



Soy consciente de que eso no puede durar mucho, tal vez unos días, unas semanas...¡Pero copón! Quiero disfrutar el momento, aunque me ponga pesado y me repita más que el ajo. No todos los días el hijo de unos campesinos analfabetos que apenas fue a la escuela está en el TOP 100 de Amazon, no solo de España, sino también de México y Estados Unidos.

Para completar el mes ya solo me falta ganar el concurso al que he presentado la que es mi novela más ambiciosa: Magdalenas sin azúcar. Soñar no cuesta dinero…

Solo me queda dar gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...