viernes, 24 de febrero de 2017

El candil que se apaga...(Reflexiones en renglones cortos a la luz de un candil)


Hoy ha sido un día perdido,
tal vez, digo yo,
por pensar que las luces de neón brillan más
que las del humilde y rudimentario candil;
cuando, en realidad solo deslumbran
y nos impiden ver la realidad.
La angustia se palpa en el ambiente,
en los rostros de las buenas gentes:
desesperación y muerte.
No vi nunca, ni veré, (me temo)
la furia en los ojos patrios.
Veo estupor, incredulidad y rabia,
mas no la suficiente para pegar el puñetazo sobre la mesa,
y decir basta ya de tanto latrocinio criminal.
Tan solo veo sumisión de bueyes castrados,
o tal vez, resignación cristiana o atea
ante lo que se sufre y se espera,
que todavía se adivina peor...
El candil alumbra,
 pero su aceite y mecha se consume...
¿Y la paciencia de los españoles?
En fin, hoy ha sido un día perdido,
mañana podría ser...que también.
 ©Paco Arenas


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...