domingo, 14 de mayo de 2017

El Gato de piedra (Teatrillo) Mi primera obra de teatro


Personajes principales:

Político corrupto.
Asesor personal del Político.

Personajes secundarios y no menos importantes:

El gato
las ranas
la charca

Lugar donde sucede: Un país indeterminado del sur de Europa.

Argumento: En el amplio jardín del Palacio presidencial pasean nerviosos el político corrupto y su asesor, el primero debe enfrentarse ante el juez como inicialmente testigo, los casos de corrupción le rodean por todos lados, y todo el mundo tiene el convencimiento que es el jefe de la banda. Dado su cargo, y por el miedo al juicio mediático, su partido ha solicitado que la comparecencia ante el juez sea a través del plasma, y si es posible en diferido y previo montaje, ya que el político en cuestión tiene un tic en el ojo izquierdo que guiña cada vez que miente.

POLÍTICO CORRUPTO—(solemne) Lo haré, estoy decidido, diré la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad; pero, solo ante la presencia de mi gato...

ASESOR PERSONAL—(formal) Señor presidente, en teoría tiene que decir la verdad ante el juez. Por ley, al ir en calidad de testigo, está obligado a decir la verdad...

POLÍTICO CORRUPTO—(tono sarcástico) Diré la verdad ante mi gato, solo ante la presencia de mi gato…, sin abogado ni zarandajas, solo ante mi gato.

ASESOR PERSONAL—(ríe babeando) Se ha levantado usted bromista hoy, llamarme gato. Por supuesto que, con la presencia de su abogado, su gato no puede estar en la sala…

POLÍTICO CORRUPTO—(casi gritando) Ni yo tampoco… ¿Estamos locos o qué?

ASESOR PERSONAL—(sumiso) Perdone, perdone…

POLÍTICO CORRUPTO— (escandalizado) ¿Quién habla de sala? No pienso ir a ninguna sala. He dicho, y repito: diré la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad; pero, solo ante la presencia de mi gato..., bueno, tal vez me he expresado mal. En realidad, quería decir: diré la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, ante la sola y única presencia de mi gato...

ASESOR PERSONAL—(ríe el asesor babeante) Ignoraba que usted tuviese un gato.

POLÍTICO CORRUPTO—Espere y verá mi gato.

Se introducen entre una pequeña arboleda que desemboca en una rosaleda esplendida con un estanque lleno de nenúfares, sobre los cuales varias ranas y renacuajos saltan y croan sin cesar. Preside el estanque o charca la charca de un gato de bronce con botas, sombrero y bastón de mando. El político corrupto señala al gato, el asesor se tapa la nariz.

POLÍTICO CORRUPTO—(sarcástico) La charca de Esperanza y mi gato. Al este gato puedes decirle la verdad, él entenderá y no se lo dirá a nadie, las ranas tampoco, están todas en la charca.

ASESOR PERSONAL—(echándose para atrás) Vamos de aquí, que hago huele a podrido en Dinamarca. Esto es más serio de lo que parece.

POLÍTICO CORRUPTO—(serio) Por supuesto, todo el mundo sabe la verdad, me puedo negar a ir a declarar, no pasará nada, los votantes me absolverán, son masoquistas o idiotas, les gusta que les roben…

ASESOR PERSONAL—(cavilando, intentado hacer una broma él) También puede ir el Papa Francisco por usted.

POLÍTICO CORRUPTO—(serio) ¡Uff! buena idea. Dile al secretario que me ponga con el Vaticano.

ASESOR PERSONAL—(tirándose para atrás) No le interesa...

POLÍTICO CORRUPTO—(¿Por qué? ¡Carallo!

ASESOR PERSONAL— Diría la verdad...

POLÍTICO CORRUPTO—(sarcástico) ¡Carallo! no había pensado en ello, ya no se puede confiar ni en el Papa...

ASESOR PERSONAL—(serio) Hablemos ya en serio. Como testigo está obligado a decir la verdad, usted ya ha mentido en sede parlamentaria, puede mentir ante el juez, no pasará nada, ni siquiera perderá votos… ¿Por qué declarar, niéguese, ni siquiera plasma…

POLÍTICO CORRUPTO—(ríe) Llevas razón, ni siquiera por plasma, ¡qué carallo! Quien quiera saber mentiras en él, que dicen los manchegos, hablando de manchegos…

ASESOR PERSONAL—(saltando de alegría babeante) ¡Albricias!, que gran genio es usted. Eso, eso, la comparecencia en simulado diferido, le pediremos al fiscal abogado de los corruptos que le pase las preguntas que le hará el juez, las grabaremos, y las emitiremos en simulado diferido a la sala…

POLÍTICO CORRUPTO—(riéndose de oreja a oreja) Asunto solucionado, incluso puedo ponerme el parche en el ojo…

ASESOR PERSONAL—(extrañado) ¿El parche en el ojo?

POLÍTICO CORRUPTO—(bromeando) Claro hombre, para disimular el tic del ojo que guiño cuando miento, alegaremos una ulcera ocular. Sabrán que estoy mintiendo quienes dicen que miento; pero no pasa nada, en este país nunca pasa nada…

ASESOR PERSONAL—(ríe babeante) Está claro, la oposición no dirá nada, Susana lo apoya, Albert también, hasta los separatistas si se les unta, cacarean como gallos en el corral, pero si dice usted, elecciones anticipadas, se cagan las patas abajo…

POLÍTICO CORRUPTO —Pues por eso, la comparecencia en simulado y diferido, con parche en el ojo y como fondo el gato y la charca, los sumisos súbditos de este corrupto reino me votarán igual…elecciones anticipadas y me absolverán ¿de qué preocuparse? Anda vamos a almorzar a unos percebes y unos ibéricos regado con buen vino, pagan los tontos.



P.D. Todos los personajes y situaciones, incluido el gato y las ranas de la charca, son ficticios, fruto de la calenturienta imaginación del autor. No obstante, cualquiera que lo deseé puede sentirse libremente identificado con el argumento, eso responsabilidad de cada cual o del lector que busque equiparar estos personajes ficticios con reales.
(El autor)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...