domingo, 21 de mayo de 2017

Mis amigos los pintores, unos grandes artistas

De izquierda a derecha, de arriba abajo: Jesús Martínez López, Alonso Loaiza Corrales, Pedro Miguel Sepúlveda Rosales, Mauro García Socuéllamos, Mariana Martínez López, Francisco Vicente López Micó,  Antonio Fellini, Paqui Caro y Severo Valiente. 


Si me volviese a reencarnar, cosa a la que no aspiro ni tampoco deseo, haría dos cosas, o al menos lo intentaría, intentar estudiar y leer más de lo que he leído y leo, y mi asignatura pendiente, aprender a pintar, que hasta con la brocha gorda no soy preciso.


Soy capaz de entrar dos o tres días seguidos en el Museo del Prado, y estar desde que abren hasta que cierran y, a pesar de todo, quedarme ganas de volver al día siguiente, (lo he hecho).

Suelo decir, y no miento, que, de pintura, de poesía o de vino, NO entiendo; pero sé si me gusta o no. La pintura me entra o no me entra por los ojos, me atrapa o me resulta indiferente, exactamente igual que la poesía. Ambas artes, me hacen sentir, vibrar, me dejan embelesado mirándolas o releyéndolas una y otra vez, y con ganas, cual adolescente enamorado que no puede quitarse a la amada de la cabeza ni cuando es infiel, que ansía volver a tenerlas frente a sus ojos para atrapar toda la belleza que hay en cada de sus pinceladas, en cada uno de sus versos, en cada uno de sus besos. El vino, como manchego y antiguo tabernero, me gusta saborearlo desde mi más tierna infancia (porque el agua quitaba las ganas de comer), me gusta que repose en mi boca con tranquilidad y pase por mi garganta suavemente impregnando cada una de mis papilas gustativas provocando, como la pintura y la poesía, un orgasmo en mi garganta pecadora; sin embargo,  aliada de mis ojos y mis sentidos más espirituales que me hacen amar y adorar la pintura, la poesía y el vino como si fuese la Santísima Trinidad del Olimpo de las sensaciones. No obstante, no entiendo de vino. He probado vinos fantásticos de reconocido prestigio que han dejado indiferente a mi profano paladar, incluso algunos de esos, solo me han provocado dolores de cabeza. Otros, humildes, reservados al consumo en la intimidad del hogar que me han provocado todos los sentidos habidos y por haber. La pintura y la poesía, exactamente igual exactamente. 


 Pedro Blasco



No tengo alma de artista, manos tampoco, pero sí tengo amigos que son auténticos artistas, cada uno en su estilo. A casi todos conozco personalmente. Con uno de los que no conozco, el  valenciano Pedro Blasco, con el cual me habré cruzado muchas veces cuando los dos vivíamos en nuestro barrio de Benicalap, ahora ninguno de los dos vivimos allí, pero algún día tendremos que conocernos.

Pedro es un pintor muy personal, autodidacta que ha creado su propio estilo, y que a base de ponerle muchas ganas y esfuerzo hace cosas maravillosas, digna de los grandes, como ese vino humilde que no tiene nombre y sí buenas obras.


Pedro Blasco 



Pedro Blasco - Pareja de novios, técnica mixta, óleo y marmolina

Pedro Blasco -Ventana rústica - técnica mixta, óleo y marmolina
Severo Valiente

El primer pintor que conocí fue a mi paisano, como yo del mismo pueblo castellano del sur de Castilla, Pinarejo, manchego como el buen queso, el buen vino y el mismísimo don Quijote y Sancho, su nombre Severo Valiente, un chico humilde, que podía haber llegado muy lejos, el problema es que, siendo un gran artista, al final colgó los pinceles; aunque supongo que seguirá pintando cada vez que el duro trabajo se lo permita. cuando me pintó el cuadro de las Casas Colgadas que preside el salón de mi casa, era poco más que un adolescente, y a pesar de lo ahumado que está, por haber estado 18 años en mi antiguo bar.
Título: Casas colgadas - Técnica óleo sobre lienzo, 120 x 60

Mauro Garcia Socuéllamos

En mi adolescencia ibicenca conocí a otro pintor, Mauro Garcia Socuéllamos, entonces yo no sabía que él ya pintaba, ni él sabía que yo ya escribía. Fuimos amigos, somos ahora, muchos años después amigos en Facebook. Es paisano mío, de Santa María del Campo Rus, un pueblo que está  a cinco kilómetros de Pinarejo, donde murió Jorge Manrique y uno de los lugares posibles, como el lugar de la Mancha de donde no quería acordarse Cervantes, también el lugar donde realicé la primera presentación en la Mancha de mi novela Los manuscritos de Teresa Panza, en el transcurso de las Jornadas Manriqueñas organizadas por Participación Rural Viva, Paz Risueño, en la Posada Real de Santa María . Su pintura tiene el sabor fresco del mediterráneo ibicenco, donde ha pasado casi toda su vida y todavía reside.
Su formación la ha llevado a cabo al lado de grandes maestros que han pasado por Ibiza, como Josep Ballus, Atelier Orlando Herrera, Amanda Echevarría, Alex de Palma y Paco Riera, entre otros. 


Mauro García - Jazz a la luz de la luna- Técnica óleo sobre lienzo,116 x 89 

Mauro García- Orquesta callejera. Técnica: oleo sobre lienzo,80 cm x 120 cm

Mauro García- Rosa fumada. Técnica óleo sobre lienzo 100 cm  x 100 cm

Mauro García-  Título María hilando. Técnica óleo sobre lienzo 80 cm x 60 cm



Pedro Miguel Sepùlveda Rosales


Ya en mi era de Facebook, conocí al Pedro Miguel Sepùlveda Rosales , gran pintor y muralista chileno, comprometido y luchador. Tuve el placer de conocerle personalmente, después de amistad virtual, en Alfafar, durante su exposición "Albricias la bella Aurora".
Pedro Miguel Sepúlveda Rosales- Título  HORTOLANA I, LES TORONGES" (Hortelana y las naranjas), mide 100 cm x 130  cm. Obra pintada en Paiporta- Valencia
Pedro Miguel Sepúlveda Rosales -Obra pintada en Rancagua, Chile, entre 2013 y 2015, se llama "TAMBOR MAYOR", mide 100 cm. de ancho por 140 cm. de alto. Está relacionado con la guerra de la emancipación chilena (1813 a 1818)
Un amigo común, me hizo conocer a Jesús Martínez López , al que admiro y celebro tener su amistad personal y no me pierdo ninguna de las exposiciones en las que participa, y no solo por su pintura, como persona es excepcional y anoche me enseñó su barrio y me hizo disfrutar de la historia que respiran las piedras del Carmen.
Una anécdota que siempre cuento sobre él, ocurrió al principio de conocerle. Jesús participó en un concurso importante de Valencia, en el cual participaban casi un centenar de pintores. Yo conocía el estilo actual de Jesús, que me encanta, lo que ignoraba es que cada pintor podía participar con dos obras. Tras recorrer toda la exposición, al instante reparé en el cuadro inconfundible de Jesús, pero también en otro que me gustó más, así que le dije a nuestro amigo común:
—Me gusta mucho el de Jesús, para mí el mejor, si no estuviese ese.
Y señalé un cuadro de Albarracín de tonos de tonos azulados, maravilloso, que me atrapó la mirada. Mi amigo se echó a reír.
—Ese cuadro también es de Jesús.
Lo cual fue para mí un alivio, tengo el grave defecto de no saber mentir.


Título: Paisaje y figura VIII medidas:150 x 75 Técnica óleo



Título: Paisaje y figura IX  Medidas :250 x 200 Técnica óleo



Suelo ir de manera regular a la Casa de la Cultura de Burjassot, allí conocí a Francisco Vicente López Micó, donde él presentaba su primera exposición "Caricias de óxido", me sorprendió y me enamoró, su obra es pura poesía, también escribe poesía, uniendo en cada uno de sus cuadros, a los que acompaña una poesía, la gran sensibilidad de un pintor extraordinario.

Francisco Vicente López Micó, anciana a la luz de una vela

Francisco Vicente López Micó, Pinocho y Gepetto
 Paqui Caro, es una excepcional pintora manchega de Villarobledo,  pinta óleo y pastel en un estilo inconfundible; pero también capaz de pintar hasta con vino auténticas obras maestras. Detrás de cada uno de sus cuadros se esconde una historia que desea contar y que narra con maestría de poeta.


Paqui Caro- Título: Un rinconcito en el cielo - Óleo sobre lienzo 60 x 120 cada obra 2009





Paqui Caro- Título Le chevalier -Óleo sobre lienzo 120x 60 2009

Otro ilustre amigo, es Antonio Fellini, otro gran pintor manchego con apellido italiano, que trasmite fuerza y ansias de quedarte mirando su obra con la mente y los ojos abiertos de par en par. Estas dos obras son paisajes urbanos de su pueblo, San Clemente; sin embargo, es muy polifacético y personal.

Antonio Fellini  San Clemente - Travesia Galindos. Óleo sobre tabla 60x50cm
Antonio Fellini - San Clemente - Ermita de San Roque Óleo sobre lienzo pegado a tabla 60x50cm.


Antonio Fellini - Título: Minotauro - Óleo sobre lienzo. Tamaño : 170  x 120  x 5 cm.


Alonso Loaiza Corrales

Por último, el colombiano  Alonso Loaiza Corrales, lo descubrí hace un par de años buscando pinturas de don Quijote, me enamora su pintura, que a mi entender está a la altura de los grandes maestros del Siglo de Oro, me recordó primero a Alex Alemany, pero son dos estilos muy diferentes, que atrapan por igual, a mi entender sus pinceles tienen la magia de los grandes pintores actuales, como el ya mencionado Alex Alemany o Antonio López, además se llama Alonso, y pinta quijotes...



Alonso Loaiza Corrales, Premio para un Guerrero .Óleo en lienzo .100 x 120 cms

Alonso Loaiza Corrales, Esperando al Hidalgo .Óleo en lienzo .110 x 160 cms.
Alonso Loaiza Corrales,Título  El Color de la Frágil Inocencia-.Óleo en lienzo 


Mariana Martínez López

No he dudado si incluir en esta antología de ilustres a mi hermana, Mariana Martínez López, es solo una aficionada, pero con mucho mérito, aprendió a empuñar los pinceles con casi setenta años en el hogar del jubilado, sin haber utilizado los lapices de colores ni en la escuela, la cual apenas pisaron sus humildes pies.  Por tanto, alguien que comienza con setenta años, y aunque sea copiando láminas, es capaz de reproducirlas,  creo que es algo tan grande que merece estar aquí, en el blog de su hermano, y algún día con una entrada aparte. 

Mariana Martínez. Título: Casa de campo con techo de paja. Copia de obra de Vincent van Gogh  Técnica Óleo sobre tela

Mariana Martínez. Título paisaje mediterráneo - óleo sobre teja

Muchas gracias a todos, sois fantásticos y prometo no haceros la competencia con los pinceles.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...